No sé qué quiero pero sé lo que no quiero


Sí, a mi me pasa como a Calamaro en su canción Donde manda capitán y acá hago una breve lista de las cosas que no quiero:
  • Que no valoren mi esfuerzo. Esto viene a colación de algo que pasó esta mañana en la facultad. La profesora me devolvió un parcial que decía: "7.8 (siete)". Yo no soy de protestarle a los profesores, créanme. Pero, ¿cómo "(siete)"? ¿Me perdí de algo? Terminé encontrando un error en su corrección y me dijo que me subía a 7.9. Yo que le tenía respeto, que la quería, que me parecía una de las profesoras del grupo buena onda. Estas cosas no hacen más que bajonearme, no me dan ganas de hacer nada, no quiero esforzarme y esforzarme al pedo. Yo suelo ser re pajera en la facu, ¡ojo!, pero esta vez me parece que la mina se comportó de terror.

  • Que me traten de boluda. Sí, esto podría incluir el comentario de arriba. Estoy hablando de forrearme, de decirme una cosa por otra, de querer venderme gato por liebre. Quiero gente frontal (y, admito, que también tenga los filtros básicos -tomen esa última palabra como quieran) pero no asesina, no criminal (Asesino, criminal, ¡mataste a mi canario!). Que me digan las cosas que me tienen que decir. Y sí, puede que me enoje, claro que sí, pero que se desahoguen (porque a mi también, muchas veces, me cuesta decir las cosas que pienso/las cosas que siento, pero sé que es lo mejor).

  • Quedarme al lado de la gente que me hace sufrir. Con solo veintidós años (y no es para recibir mimos y palmaditas en la espalda), tengo la cuota llena, al día, de lagrimitas y pucheros. De ahora en más, me gustaría poder distinguir fácilmente a la gente que me hace mal, a la gente que no suma, que vive restando y vive molestando. Espero haber aprendido y seguir aprehendiendo: tampoco vamos a echarle la culpa sólo a los loquitos y loquitas que quieren romper las pelotas. Porque esto es como el hambre y las ganas de comer, ¿no?

  • Desaprovechar los momentos lindos. Porque yo sé que después viene el arrepentimiento y sé que es ahora el momento de pasarla bien. No quiero más colgarme de la palmera con cosas feas. Quiero disfrutar de todo, de todos. Fo-ca-li-zar-me.

Estas vendrían a ser algunas de las cosas más importantes (y penes) que se me ocurren ahora. Cuando pensé en lo que quería escribir -en la clase de la profe que se pasó al bando mala onda-, aparecía un flash de cosas más simples, más boludas, más banales. Tal vez otro día tenga ganas de escribir sobre eso. Tal vez no.

11 personas me dijeron esto, esto y esto:

Acid dijo...
21 de agosto de 2009, 14:40

No te conozco, pero creo que te falto que te traten de histerica, jejeje :P

La solitaria dijo...
21 de agosto de 2009, 15:19

Uh llenaste tu cuota, es cierto...

Mile.- dijo...
21 de agosto de 2009, 16:45

Nunca me puse a pensar que cosas no quiero, siempre me ocupe del "que quiero" y casi nunca lo alcanzaba, quizas viendo que NO quiero llegue algun lado, suerte con tu listita y a la merd la profe mala onda

O(ʜ)livia dijo...
21 de agosto de 2009, 19:03

ufff... nadie quiere eso... es como el colmo de todas las desgracias, yo qué sé...
gracias por pasarte ;)

Chica pentaprisma dijo...
21 de agosto de 2009, 19:49

UH que bajón que te pongan 7.9 y te quede 7
No jodan, eso es un 8!

En fin, está bueno que uno se vaya dando cuenta de lo que no quiere. Porque a veces en búsqueda de lo que se desea, se cae en hacer/vivir cosas que no se querían desde el principio.

Y no, a nadie le cae lindo que lo traten de boludo.

¡Saludos!
Chicapentaprisma.

Agustina R. dijo...
21 de agosto de 2009, 20:48

Ojalá se pudiera distinguir en seguida la gente que te va a hacer sufrir, nos ahorraríamos muchisimo tiempo amargándonos por personas que no lo valen. Desgraciadamente, los hdp se esconden bien y generalmente están detrás de la gente que parece más inocente. A primera vista son una cosa, pero los conocés un poco más, y ya te das cuenta la clase de persona que son.

dæni dijo...
21 de agosto de 2009, 21:14

Sabes? Saber que es lo que NO se quiere, es el primer paso para saber lo que SI queremos, lo que necesitamos. Proceso largo, engorroso, y que a veces se lleva consigo algunas lagrimitas... pero, vas a llegar
Besos!

Madie dijo...
21 de agosto de 2009, 21:19

No te preocupes que si aprendiste de todas las experiencias que tuviste hasta ahora seguro afinaste tu sentido de la percepción y podés al menos tener más idea de quién te hace bien y quién puede hacerte mal. Más importante que eso es saber alejarte de las personas que te hacen mal en el momento justo, para salir airosa.
Me quedó eso.

Madie

Pd. me voy a leer la entrada anterior porque pispee por arriba y veo que estamos de acuerdo.

((Cioran el pirata)) dijo...
22 de agosto de 2009, 5:30

yo opte hace un tiempito de alejarme de la gente que me hace sufrir...resultado? 100% positivo.

Blonda dijo...
22 de agosto de 2009, 6:54

Bueno, al menos consolate pensando que no sos la única ;)

Buen finde, besotes!

Vir dijo...
22 de agosto de 2009, 23:56

está bueno saber lo que uno NO quiere
para saber lo que uno quiere, tenés que visitar a mi nuevo terapeuta...
:)
beso

Deja un comentario

Acá te dejo un lugar para que me critiques, para que opines, para que escupas y vomites lo que tengas ganas de escupir y vomitar. Tomá, ahí tenés.