Mi problema son los tipos


Hace casi un año y medio que soy sola, que no tengo festejante, hombre interesante que -por motus propio- decida quedarse cerca y desafiar los vientos y mareas a mi lado. Un macho que las tenga bien puestas, ¡que me vuelva loca! Estuve un tiempo afuera y conocí a dos tipos que, aún con su esperada y pronosticada histeria, supieron hacerme bien, supieron hacerme sentir bien.

-El yankee, un par de años más chico que yo, era divertido y simpático. Tenía un aire a Nick Carter, auto y creo que lo que le llamó la atención fue mi espontaneidad y mis demostraciones de "todo me chupa un huevo". Un poco cagón y con novia, por momentos.
-El tano (de escorpio) me llevaba algo más de una decena y media de años. Y ahí tenía toda la atención: me venía a buscar al trabajo, iba al supermercado, me cocinaba en casa y hasta lavaba los platos. Es cierto, a veces se ponía denso.


Cuando volví, me di cuenta que todo seguía como siempre
(tampoco es que me fui del país por mi separación, claro que no).

Tengo la necesidad de gritar a los cuatro vientos que tengo un problema de tipos. Admitámoslo, reconozcámoslo. Y dejé pasar un tiempo para ver si los planetas, finalmente, intentaban llegar a un acuerdo y se alineaban, aunque sea por una puta vez. Y me volvió a salir mal, pero eso es otra historia.

2 personas me dijeron esto, esto y esto:

Maloperobueno dijo...
10 de agosto de 2009, 9:37

Perdon, paso y opino.

Yo les cocino a las chicas, soy atento, me preocupo y me gusta ser caballero.
Seré yo ese denso? No hace falta aclarar que hace mas de un año que estoy solari.
Y muchas veces pienso que tengo un problema con las minas,que me hartan las boludas egocentricas
Eso si, ni yanki ni tano, argentino hasta el tuetano.

Saludos

Elian Femia dijo...
10 de agosto de 2009, 15:31

Me sumo al cometario de Maloperobueno. Solo le agrego que además, soy escorpiano...
Me encantó tu blog
Besos
Elian
http://alotroladodeldivan.blogspot.com

Deja un comentario

Acá te dejo un lugar para que me critiques, para que opines, para que escupas y vomites lo que tengas ganas de escupir y vomitar. Tomá, ahí tenés.