apasionada(mente)


Como le contaba hoy a mi amiguísima, yo me considero una mina apasionada. Dice la Real Academia Española:

apasionado, da.

(Del part. de apasionar).
1. adj. Poseído de alguna pasión o afecto. U. t. c. s.
2. adj. Partidario de alguien, o afecto a él. U. t. c. s.
3. adj. Se decía de la parte del cuerpo afectada de algún dolor o enfermedad.
4. m. germ. Alcaide de la cárcel.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Y cuando utilizo este término me refiero a una mina que le pone ganas, que le pone garra. Yo suelo conocer gente nueva y, si me caen bárbaro, estoy en contacto, me comunico. Llamo, hablo, mensajeo, salgo. No me gustan las relaciones super tranquilas, me gustan las relaciones con chispa. Me gusta estar encima del otro y me gusta que me estén encima (resérvense los comentarios puerquitos... bueno, alguno pueden tirar, pero uno solito). Me gusta contar con el otro y obvio que me gusta que el otro cuente conmigo, que me tenga presente. Estos últimos días estoy medio bajón con esas cosas. No estoy pudiendo cambiar algo que me hace mal del resto. Y el resto tampoco parece poder/querer cambiarlo. Se me está complicando el tema porque no sé bien qué hacer en estos casos y sólo me dá por llorar.

8 personas me dijeron esto, esto y esto:

Blonda dijo...
23 de agosto de 2009, 2:24

El bajón es porque eso que vos consideras ingrediente de una relación apasionada no se está dando?

Si es asi, ponete un plazo para ver si cambia y si no, a otra cosa. Aunque duela en el momento, con el tiempo se descubre que valía la pena ir por más.

besos

Pau dijo...
23 de agosto de 2009, 10:52

Si la gente no le pone lo que vos necesitás a una amistad o relación, planteate si realmente vos querés mantener esa amistad/relación. Al fin y al cabo, el mundo está super poblado...

andreita dijo...
23 de agosto de 2009, 14:17

Srita, le recomiendo decir NO a la espera, no espere nada q no le den naturalmente, no intente cambiar el universo, deje q el universo la modifique.

Consejo de una tipa q supo desesperar por *exceso de sangre en las venas*

Un besote!

Tyler Durden dijo...
23 de agosto de 2009, 15:35

Mirá, te voy a dar un consejo que me dio un amigo una vez que estábamos discutiendo; me dijo esto, y me quedé callado...es que había entendido lo mal que estaba haciendo las cosas.

La clave está en interactuar con el medio (así lo llamo yo), y te voy a dar un ejemplo, porque sino no sé como decirlo.
Yo tenia un amigo que siempre me pedía que lo pase a buscar y siempre tenía que hacer de remis para ir a comprar algo para tomar a la noche, porque nunca se encargaba de comprarlo durante el día.
Yo no tenía problema en buscarlo a él, pero me reventaba tener que recorrer media ciudad para encontrar un lugar que vendan lo que él quería. Él sabía lo que me molestaba y sin embargo siempre hacía lo mismo.
Yo me limitaba a decirle que era un forro y demás, porque lo único que le pedía era que no me haga dar vueltas, nada más; sin embargo para él era demasiado esfuerzo. Tal vez, siguiendo mi línea de razonamiento (que tenía en ese entonces) lo que hubiera correspondido es que no lo pase a buscar más. El tema es que yo no podía dejar de buscarlo porque es mi amigo y yo no hago esas cosas con mis amigos. Era un camino sin salida, y yo me limitaba a putearlo cada vez que lo hacía.
Mi otro amigo, en esta charla que tuve, me dijo "y por qué no le comprás vos un vinito de sorpresa, y cuando lo pases a buscar y te diga que no tiene, se lo regalas?"
Y ahí lo entendí todo. Hay que entender (no basta con "saber" sino entender) que no todos pensamos igual, y lo que para nosotros es obvio y tiene una sola solución, muchas veces no es así para el otro; y ahí nace el conflicto. Por lo que hay que tomarse un minuto para pensar si lo que uno hace, realmente da el resultado esperado (en este caso, mi reacción de putearlo a mi amigo no resolvía nada), y buscar una solución alternativa.
Hay que dejar de lado las ganas de tener razón, creo que todo se resume en una pregunta:
¿quiero tener razón o ser feliz?

Espero encuentres esto útil porque me costó escribirlo! jaja, pero me vi obligado :)
Saludos!

Etereo Desliz dijo...
23 de agosto de 2009, 16:27

a veces esos son momentos pasajeros entre la adrenalina, a veces son percepciones falsas que tenemos cuando nos damos manija (hablo de nosotros refiriéndome a las personas apasionadas con todo) y a veces son percepciones totalmente reales de algo de fondo que sucede en la interacción. A mi me parece que hay que soltarse y animarse a plantear estas necesidades con los demás -sin ser hinchapelotas, sin agresividad, sin dramatizar- plantear naturalmente, ya que es natural percibir estos cambios no? Y si aún así el "entorno" se niega rotundamente a cambiar...que se meta una ramita en el ojete!! ja
Saludos!

-vestida de olvido dijo...
23 de agosto de 2009, 17:11

Tyler Durden sos capo y te agradezco por tu consejo. intentaré ponerlo en práctica de inmediato :)

Agustina R. dijo...
23 de agosto de 2009, 18:31

Me pasa igual que a vos, no me dejo estar en las relaciones, sino que busco al otro, le pregunto como le fue en tal o cual cosa. En resumen, estoy para el otro.
El tema es que cuando alguien parece no querer cambiar algo, no tiene sentido esperar a ver que pasa, para ver si con el tiempo cambian porque casi nunca lo hacen. Sad, but true.

.:Lolita:. dijo...
24 de agosto de 2009, 12:39

Es lógico; lo que tengas al lado tiene que vibrar como vos, en la misma sintonía... Sino se complica.

Un groso Tyler.

Deja un comentario

Acá te dejo un lugar para que me critiques, para que opines, para que escupas y vomites lo que tengas ganas de escupir y vomitar. Tomá, ahí tenés.