Con convicción


En mi vida tuve cuatro psicólogos.
La primera se llamaba Teresa y empecé con ella cuando mis viejos se estaban por divorciar. No recuerdo el nombre de la segunda pero tenía el consultorio en Junín entre Viamonte y Tucumán. El tercero, Horario, es del que voy a hablar hoy. El cuarto es el actual, claro.

Un mes después de haber comenzado mis sesiones de terapia con Horario, me dijo (serio y con cara de yo me las sé todas/yo la tengo re clara): "Vos, en tres meses, estás de novia, acordate lo que te digo".
***

Claro que no sucedió, gente. Claro que no.
Después nos enteramos -durante unas vacaciones- que el chabón cagaba a golpes a la mujer (no importa cómo nos enteramos, no se preocupen) y, de buenas a primeras, mis viejos decidieron que no fuera más. ¿Ustedes me dan un ultimatum? ¿Algún tiempo estimado, aproximado para encontrar a mi nuevo amor, a mi media naranja, a mi cucurucho de dulce de leche?



Nota:
Yo no iba para eso, no iba en busca de una relación sentimental o whatever. Pero él sintió que me lo tenía que decir y me lo dijo y bueno, después se fue todo al mismísimo demonio. Gracias (?)

17 personas me dijeron esto, esto y esto:

~ Mariana˙·٠•● dijo...
7 de septiembre de 2009, 14:32

Mi ultimatum es: "cuando tenga que llegar, va a llegar", el más ambigüo de todos, aunque sea un 51% cierto, el 49% restante es lo que suele pasar a la mayoria.

Punto aparte, me planteé un par de veces ir al psicólogo, más que nada para descargar, pero no sé, nunca me gustaron... ¿está bueno?, bah... digo, ¿sirve?

La solitaria dijo...
7 de septiembre de 2009, 14:36

Ya vendrá ya vendrá... es re trillado, pero es así. A no desesperar!

Chica pentaprisma dijo...
7 de septiembre de 2009, 15:04

Mmm
Un año (?)
No sé, ya va a caer. Pasa cuando menos lo esperás.
No tiene mucho sentido buscarlo...

En cuanto al psicólogo, siempre quise ir, porque me pareció que estaría bueno poder charlar con alguien y que te diera una mirada distinta o quizás solo para sacar de adentro las cosas...pero por h o por b nunca fui.

¡Saludos!
Chicapentaprisma.

O(ʜ)livia dijo...
7 de septiembre de 2009, 16:48

jajajajajaja
hay cada uno en el mundo.
tengo psicólogos cerca así qeu no puedo opinar mucho.
pero en general me conozco unos cuantos buena onda.

Menage A Trois dijo...
7 de septiembre de 2009, 17:00

Aca, presente.
La estoy esperando.
Digo, como excusa para festejar ambos cumpleaños.
Beso

medueleelasia dijo...
7 de septiembre de 2009, 18:13

Encima se llama Horario!!! No Horacio, sino Horario!! Era obvio que era un versero desde el primer momento ajaj qué se hacía el Nostradamus.
Con respecto a si está bueno ir al psicólogo... bueno yo voy a una psicóloga... está bueno... pero es jodido lograr entender las cosas que te dice, digo, es difícil empezar a ver las cosas desde ese otro punto de vista y actuar en consecuencia. Me pasa que quizás salgo re optimista y convencida de que tengo que cambiar, pensar distinto, etc, que el mundo me sonríe y yo soy la que se crea sus propios problemas...y tres días después estoy llorando, igual que siempre, pensando desde MI punto de vista, pesimista, insegura, etc.
Es complicado. Sirve, pero tenés que estar dispuesto/a a salir de toda tu estructura. Y a mí es algo que me resulta tan pero tan jodido.

Besos!

Bárbara dijo...
7 de septiembre de 2009, 18:18

Porqué casi todas las psicólogas se llaman Teresa??. O al menos las que conozco yo.
La vocación frustada de Horario era la videncia, pero le salió mal por lo que contás.

Mile.- dijo...
7 de septiembre de 2009, 19:10

Estos psicologos, te saltan con cada cosa!!!
Ire por el mismo camino?? jajaja
Tiempo estimado no hay... pero uno nunca sabe vio..

Etereo Desliz dijo...
7 de septiembre de 2009, 19:36

mm...quizás un tarotista te pueda dar un mejor tiempo estimado

dæni dijo...
7 de septiembre de 2009, 20:55

Cuanto mas ganas tengas de saber cuanto va a tardar, por las viejas y queridas leyes de Murphy mas va a tardar... despreocupa, ya te va a llegar =)

Psicologa con problemas dijo...
7 de septiembre de 2009, 22:37

ahora si!



un verdadero chanta el tipo, psicologo o vidente!??
espero que sea lo segundo al menos no deshonra al gremio!

tucuMALA

Malala Mala dijo...
7 de septiembre de 2009, 23:16

WTF!?!

yo no hago pronósticos, soy horrible para eso!
esas cosas llegan cuando uno no lo espera, aunuqe suene boludo es así...

Vir dijo...
7 de septiembre de 2009, 23:37

no esperes ni busques porque así no llega

esperá lo inesperado

beso

Natalia Alabel dijo...
8 de septiembre de 2009, 9:35

Uh, cualquiera! Qué desastre.
Yo fui con una durante la separación de mis viejos y en parte de mi adolescencia, María José. Me sirvió mucho, era una capa.
Luego, más de grande, fui con uno que se llamaba Néstor, pero no me ayudó en nada. Palmoterapia, era.
Más cerca en el tiempo, por una enfermedad renal que me agarró, fui primero con Fabiana y luego con Susana, quienes más o menos me ayudaron a manejar el asunto. Fui por recomendación del médico.

Robert dijo...
8 de septiembre de 2009, 9:55

Uff... arriesgo que antes del 2020 lo encontrás =D. Ja, es todo tan variable que no sirve arriesgar, o sino anda a algún tarotista.

Antes de mi ex fui a un tarotista (mayo del 2007) y en las cartas aparecía que iba a encontrar una mujer mu importante en mi vida a final de año, bien al final me dijo. Casualidad o no a mi ex la conocí exactamente el 22 de Diciembre y le di el primer beso el 28 je.

El tarotista era de Baires, más precisamente "trabaja" en una plaza del barrio Núñez (no puedo explayarme más xq mi conocimiento geográfico de Baires es limitadísimo) y se llamaba Elios.

Besos!

La Rubia dijo...
8 de septiembre de 2009, 15:26

Yo tengo 26 y espero que hasta los 35 no lo encuentre, pero si te digo eso te me desesperás.

la vida es laaaaarga, no te apuuuuures.

Menage A Trois dijo...
8 de septiembre de 2009, 19:59

aca, vamos de nuevo:
no busques mas.
aca estoy, presente.
La estoy esperando.
Digo, como excusa para festejar ambos cumpleaños.
Beso

Deja un comentario

Acá te dejo un lugar para que me critiques, para que opines, para que escupas y vomites lo que tengas ganas de escupir y vomitar. Tomá, ahí tenés.